14. El Maratón de Benalup

14. El Maratón de Benalup

MEMORIA DE PAPEL

La mayoría de nosotros se empeña en pintarle unos senos prominentes y una vagina sensual a la palabra “Maratón”, cuando desde siempre ha portado un falo enorme que pone de manifiesto su condición sexual. Este término español es masculino, al igual que los nombres castellanos de equipos de fútbol transalpinos. Sería más correcto decir el Milán o el Lacio. La utilización del femenino responde al carácter femenino de “Squadra” que en italiano viene a significar equipo. Las expresiones como el Betis o el Barcelona emplean el recurso lingüístico de la elipsis y obedecen al principio de economía de una lengua. En estos casos se sobreentiende el equipo bético, el equipo catalán, el equipo milanista y el equipo lacial. No es problema nuestro que el español se decante por el masculino y el italiano por el femenino para designar la misma realidad. La excepción que confirma la regla cae en manos de la Real Sociedad que acoge el cambio habitual de género por el hecho de diferenciarse de su homónimo el Real Madrid. Simplemente obedece a una manera sutil de evitar la confusión. Todos sabemos que el Real hace referencia a Madrid y la Real a San Sebastián.

La RAE bucea en la etimología de Maratón que tiene su origen en un lugar con ese mismo nombre a 42 Kms. de Atenas. De ese sentido primitivo pasó a realizarse como carrera de fondo inspirada en el recuerdo de Diomedón que corrió de Maratón a Atenas para anunciar la victoria de los griegos sobre los persas en la primera Guerra Médica, cayendo muerto una vez transmitida la noticia.

Esta acepción se ha hecho extensible a otras competiciones deportivas de resistencia. Me interesa aunar el concepto de maratón al del fútbol sala para hablar de un acontecimiento anual que los benalupenses repiten una semana antes de su feria. La cultura de la tradición abraza las categorías alevín, infantil, juvenil, señor, veterano y fémina en la alameda pública desde los días 13 al 16 de julio para celebrar el XXII Maratón Popular de Fútbol Sala donde participan más de mil personas, la cultura se convierte en deporte y el deporte se transforma en fiesta.